Arranca el curso parroquial 2013-14

Es un hecho: tras los acontecimientos celebrados hace unos días ya, (ver “hacia el inicio del curso parroquial“), llegamos al 28 de Septiembre, Sábado.

Convivencia de inicio de curso

Este pasado sábado 28/09/2013 tuvo lugar en la casa de Las Salesianas de Majadahonda, localidad cercana a Madrid.
Se comenzó con laudes. A continuación, hora de oración personal y silencio.
El punto de reflexión fueron los “25 títulos del Papa Francisco en la Jmj celebrada en Río de Janeiro” este pasado verano.
Como siempre ocurre, es complicado destacar entre estos títulos. Para algunos, son destacables todos, para otros, algunos. Dada la dificultad que supone dar gusto a todo el mundo, destacaré los que personalmente subrayé:
“En cada hermano y hermana en dificultad abrazamos la carne de Cristo que sufre. Hoy, en este lugar de lucha contra la dependencia química, quisiera abrazar a cada uno y cada una de ustedes que son la carne de Cristo, y pedir que Dios colme de sentido y firme esperanza su camino, y también el mío”. (visita al hospital de San Francisco de Asís).

“Las adicciones son un problema muy duro que afrontar y es muy complicado abrazar al Cristo cuando te pueden haber arruinado, robado, etc. Además hay adicciones no químicas. Éstas no se ven por fuera pero son igualmente perniciosas. Aún así, llega la luz. No estamos solos. Aparecen los Cirineos.”
(Visita a la comunidad de Varguinha en la favela de Manguinhos. Jueves, 25 de julio)

“Saber acoger; es todavía más bello que cualquier adorno. Digo esto porque, cuando somos generosos en acoger a una persona y compartimos algo con ella —algo de comer, un lugar en nuestra casa, nuestro tiempo— no nos hacemos más pobres, sino que nos enriquecemos”.

¿Cuántas veces habremos experimentado la pereza ante alguien que llega y sólo pensamos en la lata que puede darnos? Aprendamos.

“Pon fe, y tu vida tendrá un sentido nuevo. Pon esperanza y cada día estará iluminado. Pon amor, y tu casa estará construida sobre roca. Pon fe, pon esperanza, pon amor”.

Sería muy largo destacar todo -como he dicho- pero puede bastar esto.

Tras la hora de silencio y oración, se compartió por áreas presentándose las diferentes opciones existentes.

Luego, cada asistente compartió dónde se veía pero lo principal era si nos sentíamos mirados por Dios independientemente de cuál fuera la opción.

Se interrumpió el compartir para dar paso a la comida, que como suele suceder es uno de los mejores momentos, relajado y en el que todos pudimos compartir con nuestros compañeros de mesa, compañeros de camino, conocidos o por conocer.

Breve descanso tras la comida.

A las 15.45, se continuó la reunión donde se siguió expresando lo que cada uno sentía para el curso. Hubo quien compartió además sus experiencias de monasterio, campamento, Bolivia, tc. lo que vino a enriquecer la reunión.

Otro descanso para la merienda y tras otro rato de reunión, volvimos a casa.

El que suscribe os cuenta que siempre se le altera algo la conciencia por la intensidad de lo vivido y se da cuenta de los años de recorrido, así, como en una rápida película, años llenos de amor, de acción de gracias, estado que suele durar hasta bien entrada la noche y luego, el recuerdo.

Esta mañana quien no pudo ir a la reunión de ayer, tuvo la oportunidad de compartir y destacar el testimonio de fe de Yolanda que estuvo hospitalizada, lo que supuso para ella un encuentro personal con Dios -según nos dijo- y nos agradecía el acompañamiento y la misma vida porque sintió que se le escapaba la vida.

Que Dios ilumine el camino colectivo e individual de esta querida comunidad. Ninguno de los dos se excluyen pues de dentro sale lo que se lleva hacia afuera.

Carlos Canalejas, para la web parroquial.

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.