Felicitación parroquial de NAVIDAD 2011

Queridos miembros de nuestra comunidad Parroquial:

En este tiempo en el que acogemos a Dios que nace en nuestras vidas, es bueno mirar al curso vivido y volver a sentir todo aquello que nos conmovió y nos alegró a lo largo del año, lo que nos fue ayuda, ejemplo y orientación en el camino. Por eso os invitamos a integrar en el Belén de vuestros hogares, personas y lugares que queremos o por los que sufrimos, al estar cerca del Niño y formar parte de nuestra realidad, nos ayudará a comprender mejor el misterio de la Encarnación, a sentir de una manera más real al DIOS-CON-NOSOTROS.

Es bueno pensar en los regalos que nos hace Dios: la familia, los amigos, la comunidad… un nuevo año abierto a la esperanza en el que de nuevo cuenta con nosotros -a pesar de nuestras limitaciones- para construir su Reino.

Os felicitamos de todo corazón, y os invitamos a seguir compartiendo la vida que Él nos ofrece, sólo en comunidad puede ser su VIDA, la vida que Él quiere.

El Consejo Pastoral Parroquial.

Celebración Familiar de la Navidad.

En el centro de la mesa se coloca una vela.

BENDICIÓN DE LA MESA
Dios Padre nuestro, te pedimos que bendigas esta mesa y a los que concedes la alegría de reunirse en familia. Haz que sepamos compartir con todos la paz y la hermandad que nos das en tu Hijo Jesús. Por el mismo Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
EVANGELIO
En aquellos días, subió José a la ciudad de David, que se llama Belén, para inscribirse con su esposa María que estaba en cinta. Y mientras estaban allí, le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre.
ÁNGELUS
El ángel del Señor anunció a María.
R./ Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.
(Dios te salve, María…)

He aquí la esclava del Señor.
R./ Hágase en mí según tu palabra.
(Dios te salve, María… )

Y la Palabra de Dios se hizo hombre.
R./ Y habitó entre nosotros.
(Dios te salve, María…)

ABRAZO DE PAZ
En respuesta al amor de Dios y en señal de perdón y cariño entre nosotros, nos damos el abrazo de la paz.
Se canta algún villancico.

Poema de Lope de Vega.

Algunas Obras de Giotto

Obras de Giotto

Reyes que venís por ellas,
no busquéis estrellas ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Mirando sus luces bellas,
No sigáis la vuestra ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Ya no hallaréis luz en ellas,
el Niño os alumbra ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

Aunque eclipsarse pretende,
no reparéis en su llanto,
porque nunca llueve tanto
como cuando el sol se enciende.

Aquellas lágrimas bellas
la estrella oscurecen ya,
porque donde el sol está
no tienen luz las estrellas.

(Lope de Vega).

Dios ha venido a vivir nuestra misma vida, para llenarnos de su amor y de su paz y para enseñarnos amar como él nos ama

Giotto: Navidad (25 de diciembre)

Giotto: Navidad (25 de diciembre)

25 de diciembre: Navidad

No temáis: os traigo una buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre”.
(Lucas 2, 10-12)

Giotto: Santa María (1 de enero)

Giotto: Santa María (1 de enero)

1 de enero:
Santa María

Los pastores fueron corriendo y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño. Todos los que lo oían se admiraban de lo que les decían los pastores. Y María conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.”.
(Lucas 2, 16-19)

Giotto: Epifanía del Señor (6 de enero)

Giotto: Epifanía del Señor (6 de enero)

6 de enero:
Epifanía del Señor

De pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas, lo adoraron.”.
(Mateo 2, 9-11)

Giotto: Bautismo del Señor (8 de enero)

Giotto: Bautismo del Señor (8 de enero)

8 de enero:
Bautismo del Señor

Por entonces llegó Jesús de Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma. Se oyó una voz del cielo: “Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto”.
(Marcos 1, 9-11).

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.