Felicitación parroquial de NAVIDAD 2012

Felicitación de la comunidad de la Parroquia de la Natividad de Nuestra Señora en Moratalaz, Madrid (talla de belén)

FELIZ NAVIDAD 2012 – Parroquia de la Natividad de Nuestra Señora

¡Queridos hermanos!

En esta Navidad, dejémonos conmover por las palabras de la Carta de Tito con que se anuncia el mensaje de la Navidad: “Ha aparecido la bondad de Dios nuestro salvador y su amor a los hombres” (Tito 3,4). En contraste con las situaciones de injusticia y de dolor que podemos observar a nuestro alrededor, se nos llama a contemplar la humanidad que ha aparecido para nosotros en Jesús. También hoy es más necesario que nunca poner ante nuestros ojos esta verdadera humanidad, para no sometemos al dinero, al poder, ni a ningún otro ídolo. Celebremos la Navidad para que este mundo sea más humano, para que la humanidad se imponga por encima de todas las tendencias que menosprecian al hombre.

El Señor quiere contar con nosotros, pero también nos invita a contar con Él. Acogerle en el próximo y en el lejano. Porque lo grande se hace pequeño; lo imposible, posible; lo eterno, muy cercano.

¡Feliz Navidad, feliz año nuevo!

El Consejo Pastoral Parroquial.

DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS (2,1-7)

En esos días, el emperador dictó una ley que ordenaba hacer un censo en todo el imperio.

También José, como era descendiente de David, salió de la ciudad de Nazaret de Galilea y subió a Judea, a la ciudad de David, llamada Belén, para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada. Cuando estaban en Belén, llegó el día en que debía tener su hijo. Y dio a luz a su primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no habían encontrado sitio en la posada.

BENDICIÓN DE LA MESA

Dios, Padre nuestro,
que nos has llenado de luz
con el nacimiento de tu Hijo hecho hombre.

Bendice esta mesa y bendícenos también a nosotros,
ya que hoy nos concedes la alegría
de reunirnos en familia.

Haz, Padre, que sepamos compartir y extender
aquel mismo espíritu que tu Hijo nos enseñó:
El espiritu de fraternidad, de solidaridad, de paz.

Te lo pedimos por medio del mismo Jesús,
hijo tuyo y hermano nuestro.
que ahora vive y reina contigo por los siglos de los siglos.

Amén.

Como María e Isabel, llenas de gozo porque Dios ha obrado maravillas y ha abierto, para ellas y para el mundo entero, el camino de la vida, también nosotros queremos celebrar esta Navidad con toda la alegría. Vivimos tiempos difíciles, y el miedo ante el futuro llena el corazón de un gran número de hermanos y hermanas nuestros, y quizá tanlbién nuestro propio corazón. Y las riquezas de este mundo, que Dios quiere para todos, no llegan a muchos.

Pero es Navidad, y Dios viene entre nosotros, y comparte nuestra vida, desde abajo, desde lo más débil. Y nos da su amor, su fuerza, su luz. Y nos invita a ser también nosotros amor, y fuerza, y luz.

25 DE DICIEMBRE:
NAVIDAD

En el silencio de la noche, en aquel pueblecito llamado Belén, nace un niño a quien sus padres darán el nombre de Jesús. Nace en la pobreza, en la sencillez más grande. y nosotros, como los pastores, nos acercamos a él, y lo reconocemos como la luz de Dios que nos acompañará y guiará por siempre. y, con toda nuestra alegría, damos gracias por su venida.

30 DE DICIEMBRE:
LA SAGRADA FAMILIA

Jesús nace y crece en el calor de una familia, con sus padres María y José. Ellos, en su pueblo de Nazaret, le educaron, le ayudaron a hacerse un hombre. y hoy, al recordar a esta familia que es un modelo para todos nosotros, rezamos por nuestras familias y por todas las familias del mundo, pidiendo a Dios que las bendiga con su amor.

1 DE ENERO:
SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

Justo una semana después de la Navidad, nuestros ojos se giran hacia María, la Madre. Ella, con su respuesta a la llamada de Dios, con su fidelidad, con su amor, nos ha dado al salvador. Y nosotros, hoy, en este inicio del año, le pedimos que nos ayude a ser como ella. Y le rezamos también por la paz en nuestro mundo dolorido.

6 DE ENERO:
EPIFANÍA DEL SEÑOR

Unos sabios llegan de lejanas tierras, guiados por la luz que Dios ha puesto en sus corazones. Y mientras los dirigentes de Jerusalén se inquietan, ellos, con una alegría inmensa, no se detienen hasta encontrar a aquel niño que ha nacido, y lo adoran, y lo reconocen como el camino para toda la humanidad. Porque el Hijo de Dios ha venido para todos.

13 DE ENERO:
BAUTISMO DEL SEÑOR

Jesús ya es un hombre adulto. Y, después de los treinta años silenciosos de Nazaret, se va al Jordán, donde Juan Bautista reúne a gente que quiere seguir un camino de conversión. Y allí en el Jordán, Dios lo muestra como a su Hijo amado que, lleno del Espíritu Santo, llevará la Buena Nueva del Evangelio a los hombres y mujeres del mundo entero.

E Isabel dijo a María:

“¡Bendita tú entre las mueres, y bendito el fruto de tu vientre! ¡Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá!”

El grito de alegría de Isabel
ya se ha hecho realidad,
y de las entrañas de María se nos ha
dado lo que Dios había prometido:
El hijo de Dios, Dios mismo,
se ha hecho uno de nosotros.

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.