Campamento de verano

Un momento fundamental durante el curso es el campamento de verano en el que participa toda la comunidad; no sólo es para niños y jóvenes, sino que desde hace años comprendimos que era para todos y aunque resulta complicado abarcar edades tan distintas, participan personas desde 3 meses (Ana, tiene el récord) hasta personas de más de 70 años.

Es un momento privilegiado y en él experimentamos de forma especial la llamada al servicio, a la oración, a la vida… sentimos que es un auténtico paso de Dios.