Primera misa de Sergio López en nuestra parroquia La Natividad de Ntra. Señora 12-05-2015.

Este pasado martes día 12, Sergio, nuestro seminarista que nos acompaña desde hace 2 años, celebró su primera misa en nuestra parroquia tras haber sido ordenado sacerdote el pasado día 2 en la catedral de La Almudena junto con 13 compañeros que asistieron también pues unos se acompañan a los otros a las primeras misas y así se van dando apoyo mutuo en estos primeros pasos.

Muy emotiva esta celebración con cantos, incluso en Suahili, a cargo de monjas que están con él donde imparte clases y provenientes de Kenia y Perú; cantos que hacían mover el cuerpo pero claro, había que reprimirse. Eran rítmicos y alegres, repetitivos y con dúos variados como suele ser en África pero nada convencionales con nuestros a veces aburridos cantos.

En su Homilía, Sergio nos hizo comprender que el sacerdocio, como el camino cristiano, no son algo que fastidie la vida por su pesadez, antes bien: nos contó que poco a poco uno va escuchando esa llamada secreta y repetitiva de Dios que cala como gota y que poco a poco, lleva a quien la recibe por el camino del sacerdocio, comenzando por la formación, convivencias y llevar poco a poco las enseñanzas a la vida y así llevado por Dios, se llega al momento supremo de la ordenación.

No querido lector, no soy sacerdote pero he compartido con algunos que se han ordenado y en el caso de Sergio, he visto y vivido yo mismo cómo esa huella se va haciendo grande.

La iglesia necesita sacerdotes así, jóvenes que sepan comunicar y acoger a los alejados y hacer sentir que el camino de Dios lo estamos andando y que bastarían enseñanzas y consciencia para darse cuenta.

Tras la homilía, continuó la celebración y algunos niños tocaron la guitarra.

Nuestro Sergio recibió regalos y al finalizar la celebración con el besamanos se pudo asistir a un ágape con lo que entre toda la comunidad trajo al efecto.

Los niños a quienes enseñó a tocar la guitarra, le obsequiaron con una canción.

El besamanos consiste, si no estoy equivocado, en besar las manos del sacerdote simbolizando que se besan las manos de Jesús que te tocará y te consolará y transmitirá la vida. Es besar las manos de quien te dará el cuerpo de Cristo.

Carlos Canalejas, informando para la web parroquial.

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.