26º ORDINARIO C. 29.09.2019

26º ORDINARIO C. 29.09.2019

Las lecturas de hoy nos ponen en guardia frente a las riquezas, que endurecen el corazón del que las disfruta y le impiden compadecerse ante la necesidad de quienes le rodean. El lujo hace olvidar los desastres del pueblo, dice el profeta Amós. A la puerta del rico se apaga la vida del pobre Lázaro, leemos en el Evangelio. Contra esa riqueza despreocupada está la regla de vida que propone el autor de la carta a Timoteo (honradez, religiosidad, fe, amor, paciencia, dulzura) y la confianza en un Dios que, según el salmo, sustenta la vida del huérfano y de la viuda y, según el evangelio, acoge al pobre en su seno para siempre.Continuar leyendo »

25º ORDINARIO. C. 22.09.2019

25º ORDINARIO. C. 22.09.2019

El mensaje del Evangelio es radical: nadie puede servir a dos amos, no se puede servir a Dios y al dinero. Sólo hay un Dios, leemos en la carta a Timoteo. Cuando se idolatran los bienes materiales de la vida del ser humano. Poco importan entonces los pobres, los explotados, los miserables. Pero ellos están en el corazón de Dios. Por boca del profeta Amós, el Señor denuncia esa idolatría que pone el dinero por encima de la persona.Continuar leyendo »

24º ORDINARIO. C. 15.09.2019

24º ORDINARIO. C. 15.09.2019

Es la historia de siempre. Una y otra vez, el pueblo se aleja de Dios. Y una y otra vez, Dios sale a buscarlo. Es la historia del éxodo cuando, al poco tiempo de sellar la alianza, los israelitas se fabrican el becerro de oro y Dios les perdona. En Lucas, es la historia de la oveja (moneda, el hijo) perdida que el pastor bueno sale a buscar y, tras encontrarla, regresa rebosante de alegría. Es la historia del autor de la carta a Timoteo, que confiesa: “A mí, que primero era un blasfemo, perseguidor…, Dios me ha tratado con misericordia”. Tres historias de amor donde Dios toma la iniciativa y sale a buscar lo que estaba perdido, sintiendo una gran alegría al encontrarlo.Continuar leyendo »