AMAR ES CUMPLIR LA LEY

En este 6º domingo del Tiempo Ordinario, el grupo de los más pequeños de catequesis nos ha ayudado a acercarnos a un Evangelio que puede resultar duro y difícil de entender si el Espíritu no nos abre bien los oídos.

Las lecturas de hoy parece que, a simple vista, nos hablan de leyes estrictas. Sin embargo, en realidad nos están hablando de LIBERTAD Y SABIDURÍA para elegir vivir en la PLENITUD DEL AMOR. Jesús nos invita a vivir así desde la ley de los profetas; no se pone en contra de ella ni desea abolirla, sino que le da sentido desde el Amor.

Jesús nos llama hoy a vivir de una determinada manera, no porque la ley lo permita o lo prohíba, sino porque nos da la posibilidad de optar por la muerte o la vida, como hemos escuchado en la lectura de Eclesiástico. Es la libertad para decidir vivir felices en el amor y la fraternidad, o en la muerte que trae el aislamiento y el egoísmo. Jesús, con su vida, convierte una ley que ata y pone el centro en el cumplimiento de unas normas, en la nueva ley del Amor que nos saca de nosotros mismos, nos ensancha la capacidad de amar y hace posible un mundo en el que, la sabiduría revelada por el Espíritu, nos muestra la fortaleza de lo escondido, pequeño y débil. 

Hoy hemos escuchado también que cada celebración de la Eucaristía debería ser una oportunidad para revisar cómo está nuestro amor con las personas que tenemos cerca, para pedir a Dios que nos enseñe a “querernos más y mejor” y para pedir perdón cuando ese amor tiene más de exigencia de un corazón rígido como la ley,  que de entrega y gratuidad que brota de un corazón que se siente amado por Dios

Con una oración y estas seis palabras lo han resumido los más pequeños.

Otro mundo es posible conmigo…

– si me dejo llevar por lo fácil… o si me complico la vida con otros…

– si me fijo solo en mí mismo… o si presto atención a los demás… 

– si tengo los ojos abiertos… o si tengo los ojos cerrados… 

– si pienso solo en mí mismo… o si defiendo al débil… 

¿Qué eliges, qué mundo quieres hacer posible?

Nos hemos unidos en la oración de fieles para pedir que hagamos posible ese mundo diferente para todos, por los que necesitan una Buena Noticia en su vida y por todos los que con nuestras decisiones podemos hacerlo posible.

Que podamos vivir esta semana que “amar será mi sello”, como dice la canción que nos ha acompañado hoy en la comunión, “Sé fiel” de Brotes de Olivo.

AVISOS: el próximo fin de semana NO habrá grupos de catequesis porque los catequistas y el grupo de confirmación estaremos de Retiro; tendremos un tiempo de silencio, oración y, según el ritmo del Espíritu, de encuentro con el Señor.

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.