CAMPAMENTO 2021: DÍA 8 (10 de julio 2021) EL ESCÁNDALO DE LA TERNURA DE DIOS

Buenas noches comunidad.

Esta mañana todo era silencio, ni siquiera los del fútbol se habían levantado. El sol que calienta, los pájaros cantando y una suave brisa que mueve las hojas de los árboles son los primeros regalos de Dios para este día…

Hoy es nuestro último día en el campamento, mañana será recogida y vuelta al reencuentro con todos vosotros.

Algunos nos hemos levantado muy pronto y nos hemos ido a recoger los sacos y el desayuno del volante, que continúa su camino para terminar  llegando a la hora de comer al campamento de nuevo.

Hoy Jonás descubría que la ternura de Dios para con su pueblo es enorme, que Dios se enternece profundamente con sus hijos. A Jonás le cuesta entender, pero Dios se lo explica con algo muy sencillo, le regala un árbol  “con sus hojitas verdes, frondoso, de tronquito rugoso, de sombra jugosa…”

Jonás se entristece enormemente y sufre por un árbol que no plantó, ni hizo crecer… pues imaginad a Dios que ve sufrir a sus hijos, a los que hizo nacer y crecer ¡la ternura de Dios es un escándalo!

Para practicar ternura, mientras esperábamos al volante, hemos jugado a un balón prisionero todos juntos.

Y ya, cerca de la hora de comer, ha llegado el volante. Ya son muchos los años que hemos visto esta llegada y este recibimiento, pero no nos acostumbramos, siempre saben a nuevo. Los veíamos llegar de lejos y no nos hemos resistido a salir a su encuentro.

Hoy ha sido día de encuentro, de acogida, de emociones, de atención, de cuidados, de ternura… y cocina dando más.

Hemos disfrutado en la comida, de una paella riquísima.

El día ha terminado todos juntos en la celebración de la eucaristía y hemos construido nuestro árbol con todos los gestos de ternura que hemos vivido y sentido en el día; nuestro árbol se ha llenado de vida compartida, de regalos, de amor sincero.

Y ahora, vosotros…

“Amad, sí, pero no de cualquier modo. No con el egoísmo de quien se busca a sí mismo en el otro. No con la desmesura de quien ata para no perder, ni con la obsesión de quién controla para no dudar. No con la levedad de quién se blinda contra el dolor. No con la inmediatez de quien recuerda ni proyecta. Amar, a Su manera, como Dios mismo ama. Con la libertad en un paso y la pasión en el otro. Aún sin respuesta, amar. Adivinar la belleza inscrita en la entraña ajena, de buenos y malos, de justos e injustos. Poner calidez en los gestos, verdad en la mirada.

Confiar. Amar, como Él nos amó.”

Buenas noches, comunidad.

VIDEOS Y FOTOS DEL DÍA:

4 Respuestas a CAMPAMENTO 2021: DÍA 8 (10 de julio 2021) EL ESCÁNDALO DE LA TERNURA DE DIOS

  1. Que poquito queda y cuanto hemos echado de menos el día de la Comunidad..un.. abrazo enorme a todos..que disfrutéis el ultimo dia..os esperamos! Deseando que Manu y Diego nos cuenten! Un abrazo. Carlos; Lourdes e Irene.

  2. De nuevo muchísimas gracias por dedicar tiempo para que podamos seguir el campamento y caminar con Jonás en el descubrimiento de un Dios AMOR. Feliz regreso

  3. Buenos días querida comunidad!!! llegó el día de culminar el campamento. Queríamos agradecer a Felipe y a todos sus discípulos por llamarlos así, ya que sin ustedes no sería posible esta hermosa experiencia y aventura de campamento, gracias por todo el esfuerzo y dedicación que ponen en todo lo que hacen, por cuidar cada detalle y por preparar esos historias tan hermosas, divertidas y enriquecedoras para nuestros hijos como para nosotros como padres que la hemos ido viviendo día a día. Este vez a sido el turno de Jonás, quien nos ha enseñado a ser más humildes, pacientes y responsables al momento de tomar decisiones y enfrentarnos a la vida, sobretodo recordar y sentir que no estamos solos y que Dios siempre está con nosotros. Que Dios derrame muchas bendiciones sobre cada uno de los que hacen posible esta hermosa experiencia y de la que nos encantaría seguir participando por muchos años más. Gracias, gracias.♥️♥️

    Sebas, Patricia y Roberto

  4. Buenos días campamento: aunque no estoy con vosotros, no me cuesta nada Empaty Zar e imaginar cómo se siente uno cuando tiene que descender del Tabor. Ahora os toca volver y practicar lo aprendido. Yo me alegro mucho porque este año, no recuerdo otros pero hay enlaces donde aunque yo no pueda ver, puedo escuchar los vídeos y meterme más en harina. Yo esto lo agradezco especialmente. Además, me he dado cuenta y me he puesto muy contento de que en la cocina había alguien que describía lo que se estaba haciendo. Justo es lo que una persona ciega necesita. Os mando mis saludos más cariñosos ya veis que aunque pasan los años y yo no tengo ya la misma posición en la parroquia, sigo sintiendo que la parroquia es la casa de los hombres como es en griego y por tanto la mía y este, es como mi centro vas este poco o mucho pero yo ni quiero ni lo voy a olvidar

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.