Campamento de verano 2016: La Pola de Gordón (León)

La Pola de Gordón (3 de julio de 2016)

Cartel: Tenían un solo corazón y una sola alma (Hechos, 4, 32)

Los cuentos de las mil y una noches – Las obras de Misericordia.

Visitar a los enfermos.

LUNES. Crónica del día 3º…

Campamento Julio 2016. Pola de Gordón (León). Fotocomposición de la miniatura: Las tiendas montadas en fila junto a la chopera, bajo la montaña

Campamento 2016. Pola de Gordón (León)

¡¡Nuestro segundo día!! ¡¡Qué buen despertar hemos tenido, hemos dormido hasta las 08:30!! Aunque parezca mentira, a los chicos hoy les ha costado levantarse, van acusando los juegos, la piscina, la velada…

Hoy ha sido un día especial, hemos intentado descubrir qué significa acompañar a los enfermos. Ya en los Buenos Días hemos conocido a Quasimodo, el deforme guardián de la catedral de Notre Dame, que tras recibir burlas y desprecios ha conocido a Aladin, el cual le ha descubierto un mundo diferente, donde la enfermedad no es un condicionante ni una limitación para sentirse querido y aceptado.

Hemos intentado sentir qué siente el otro cuando está limitado o enfermo, para ello hemos jugado a los juegos de siempre, pero unos con los ojos vendados (eran ciegos), otros con un “brazo o pierna escayolado”, otros con tapones en los oídos (sordos), otros mudos. A algunos les ha costado aceptar la limitación en el juego, a otros les traicionaba el subconsciente y de repente la “enfermedad” desaparecía… ¡¡¡qué difícil!!! (pero ha sido muy divertido). Para mitigar el esfuerzo, hemos tenido que darnos un chapuzón.

En la reflexión hemos podido compartir aquello que nos hace sentirnos bien cuando estamos enfermos (y no son medicinas), os sorprendería escuchar lo que comparten los chavales, cuando dicen lo que se han sentido queridos a través de un beso, una caricia, unos “mimitos”, una sonrisa, un saber que estáis (papá y mamá), para llegar a descubrir a Jesús como la persona que nos quiere y nos “mima” también y de forma especial, en los momentos de enfermedad.

Con todo este buen sabor, hemos celebrado una eucaristía, con mucha vida, hemos compartido cuál es la nuestra mejor medicina y hemos pedido por todos las personas que conocemos y necesitan en estos momentos fuerza y acompañamiento. Tanta vida había que al final no hemos podido resistirnos en fundirnos en un especial y gran abrazo entre todos… ¡¡Ufff!! Qué final, ya se empiezan a calentar los corazones.

Hemos descubierto que Jesús cuenta con nosotros para llevar la buena noticia a todo ser que respira… y que simplemente un beso, muchas veces es la mejor medicina… y CURA.

La velada… muchas risas, obras encadenadas con disfraces de alta costura.

Sed buenos, si os dejan… hasta mañana.

Las fotos del día…

49 Respuestas a Campamento de verano 2016: La Pola de Gordón (León)