Campamento de verano 2017: La Vecilla (León)

La Vecilla (8 de julio de 2017)

Sábado. Crónica del día 8… Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy

Comienza el día… ¡el día de la Comunidad! qué emoción y… ¿qué tiempo hará? Y es que la previsión era de lluvia (que habíamos tenido durante la noche) por la mañana parece que el tiempo va a respetar, si bien por si acaso toca preparar plan A (sin lluvia) y plan B (con lluvia).

En el buenos días, ¡Jesús ha resucitado! los discípulos se han sentido comunidad, celebrando que han sido amigos de Jesús y que él quiere seguir con ellos a pesar de los intentos de Fasto y Nefasto.

A las 11:30 tenemos la esperada y deseada llegada de Felipe ¡por fin con nosotros! besos, abrazos y visita al campa.

A las 12:00 recibimos a la Comunidad, emoción, besos, abrazos, lágrimas… ¡qué ganas! después de una semana, reencuentro para muchos con sus familias, les hemos cantado una canción de bienvenida y luego tour por el campa. Todos juntos hemos recibido a los integrantes del volante, con el cansancio en los pies y la satisfacción y alegría en el corazón, una vez más el Volante ha surtido efecto.

Es el momento de los juegos, por grupos de olimpiadas preparan juegos para que las familias puedan disfrutar de un buen rato, entre otros juegos hemos podido ver:

• Vasos al larguero con pistola de agua
• Guiando con ojos cerrados
• Futbolín humano
• La galleta a la boca, desde la frente y sin la mano
• Encestando aros en un palo
• Pelota voladora en aro
• Globos de agua voladores
• Acertijos
• Derribar la piedra
• Gotas en la caja

Puesto que el hambre empieza a estar presente, pasamos todos a la mesa, en el espacio de talleres se coloca toda la comida aportada por la Comunidad, y se hace visible aquello de la multiplicación de los panes y los peces.

Tras el tiempo libre, que sirve a los más jóvenes para seguir jugando entre ellos, permite a los más mayores a charlar sobre lo ocurrido durante estos últimos días, disfrutamos de un resumen del buenos días, risas, canciones, y una gran oportunidad para todos de disfrutar del gran trabajo realizado por el grupo.

Es el momento de la reflexión, nos juntamos por grupos para reflexionar sobre la pregunta ¿qué sería de mí sin mi comunidad? luego habrá oportunidad de compartir en el momento de la celebración. Presidida por Felipe disfrutamos de la celebración, con la capilla que hemos improvisado hasta arriba, en la que hay momento para compartir el símbolo de la comunidad que estamos construyendo con un pequeño ladrillo. Acogida, necesidad, alegría, espacio de compartir, familia, son algunas de las palabras que se escuchan.

Momento de despedir a los visitantes, alguna que otra lágrima y mucha satisfacción por lo vivido durante el día.

¡Última velada! Cada grupo hace una representación con su estilo de lo que le ha parecido más divertido o característico del campa, muchas risas e imaginación … y esto llega a su fin, esto huele a final, mañana ¡nos volvemos a casa!

Las fotos del día…

25 Respuestas a Campamento de verano 2017: La Vecilla (León)

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.