¡CELEBRAMOS LAS PRIMERAS COMUNIONES!

El sábado 26 de septiembre y el 3 de octubre se han hecho esperar desde mayo, pero por fin hemos podido celebrar que 9 niños y niñas quieren formar parte de la gran mesa de la Eucaristía. Se han preparado durante 3 años para saber que recibir a Cristo en la Comunión es dejarse guiar por él, sentirse parte de una comunidad, buscarlo en todo lo que te rodea y por supuesto, darse a los demás. 

Adrián, Santiago, Elena, Luana, Diego, Gael, Alba, Ivana y Diego han sido también un signo de que podemos celebrar con Jesús a pesar de toda esta situación. Seguro que lo han hecho renunciando a algunas cosas y, sobre todo, a compartirla con muchos seres queridos, pero queremos darles las gracias por haberse dejado conquistar por Jesús en su primera Comunión. 

Tal y como las catequistas les contaron, este es sólo el primer paso para comenzar a ser “amigo de Jesús”, para empezar a descubrir que en el camino del cristiano estamos en continua búsqueda y aprendizaje, pero sabiendo que ya tenemos la “Tierra prometida” ganada. 

Las celebraciones han sido sencillas pero llenas de signos que nos hacen volver a lo esencial; con poco aforo y estando separados, pero unidos todos en el mismo espíritu de dar gracias a Dios por estos niños, por sus familias, sus catequistas y por la Comunidad. 

Uno de los signos más bonitos que vivimos fue la entrega de la luz al comulgante. Normalmente lo haría la madrina o padrino pero en esta ocasión, ha tenido que ser un conviviente quien encienda una vela en el cirio pascual para entregarlo al comulgante diciendo: “recibe la luz de Cristo”, a lo que contestaron: “Yo la recibo”. Con este signo estamos diciendo que aceptamos buscar a Cristo como luz en nuestras vidas porque él prometió acompañarnos pase lo que pase. 

Los niños también quisieron hacer dos ofrendas muy especiales. La hucha que han tenido siempre en sus reuniones y a la que los niños han ido aportando lo que han podido para luego compartirlo con las personas del despacho de Cáritas, como hacían los primeros cristianos. Y la segunda,  unas plantas que sembraron el día de Manos Unidas como compromiso con nuestro planeta, pero desafortunadamente no pudieron regarlas y ellas también han sido víctimas del COVID; sin embargo, esto no nos ha hecho olvidar que tenemos que cuidar del entorno común que nos ha regalado nuestro Padre.

Hemos tenido la gran suerte de contar con la tecnología a favor, o más bien con personas que han hecho posible el milagro de que, aquellos que no podían venir, también estuvieran en la celebración, ya que se ha retransmitido en directo por YouTube. ¡Gracias a nuestros técnicos de lujo!.

Damos también las gracias al coro porque los cantos han animado toda la celebración con canciones importantes para este grupo, creando el ambiente de alegría, paz y espíritu que necesitábamos.

Os dejamos a continuación parte de la acción de gracias a la Comunidad que compartieron las familias en la celebración: 

Gracias a Felipe y a toda la Comunidad de la Natividad, en especial al grupo de catequistas. Para nosotros sois referente de compromiso, Fe, alegría, creatividad y solidaridad,…gracias por la acogida, por las puertas abiertas de par en par, por sostener este espacio que nos permite educar a nuestros hijos en Comunidad. Para nosotros, encarnáis eso de “Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común… Unánimes y constantes, acudían al templo; pero partían el pan en las casas y tomaban juntos el alimento con alegría y sencillez de corazón” sois esa palabra hecha vida. Gracias Jesús, por seguir haciéndote el encontradizo en nuestra vida y nuestra historia, por no soltarnos nunca de la mano; acompaña siempre a estos niños y enséñanos a quienes les queremos, a acompañarlos permaneciendo siempre alegres y confiados en tu mensaje. 

Os dejamos uno de esos cantos que ha sido muy significativo durante la Comunión:

Gaudium, versión Nati

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.