Domingo 27 de Enero: Infancia Misionera

¡Hoy se cumple la Escritura que acabáis de escuchar!

En el evangelio de este domingo, vemos a Jesús leyendo las palabras del profeta Isaías. Impulsado por la fuerza del Espíritu anuncia su programa de vida, siendo él quien primero va a hacer verdad y a vivir esas palabras, porque su vida será un mensaje de liberación regalado a toda la humanidad, y especialmente a los que sufren.

Lucas 4,14-21.

En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea, con la fuerza del Espíritu, y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.

Fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:

«El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para dar la Buena Noticia a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor».

Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba, y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.

Hoy también se puede cumplir esta escritura si nos unimos al programa de Jesús. Y así lo hemos celebrado en esta Jornada de la Infancia Misionera.

Los grupos de Confirmación y preConfirmación han preparado la Eucaristía, y nos han ayudado a entender que los niños y niñas pueden ser misioneros hoy y aquí. Han representado el cuento Re-Cuento en el portal, de Carmen Sara Floriano, que nos muestra que una forma de ser misioneros es acogiendo al que está cerca de nosotros. Así decía la canción de entrada: “un poquitín que os estrechéis y se podrá acomodar”.

Ser Infancia misionera hoy, también es acercarse a otros para que conozcan que Jesús es su amigo. Y eso ha pasado en la celebración. Habíamos colocado unas alfombras delante de los bancos delanteros para crear un espacio nuevo en el templo donde los niños que quisieran,  pudieran sentarse juntos delante del altar. Al principio no se atrevía ninguno, y cuando los más mayores se han sentado ahí, han sido como un imán… han atraído a un montón de niños de los grupos más pequeños y allí han celebrado juntos.

Y ser Infancia misionera hoy, es claramente acercarse a los que sufren. Hoy, el grupo de Adolescencia 2 (los que el domingo pasado nos acercaban a los milagros de Jesús y en el mundo), han visitado la exposición de Auswitch, un lugar de sufrimiento no tan lejano de nuestros días.  Hemos recordado a los cristianos asesinados en Filipinas. Se nos ha invitado a estar en nuestro mundo estando informados de los acontecimientos importantes. Y así, siendo del mundo, nos dejemos impulsar por el Espíritu para ser parte de su historia de liberación. Entonces todos, niños y adultos, también podremos decir: Hoy se cumple esta Escritura, porque la hemos vivido.

Sed Felices, esta canción de Ain Karem, así nos lo dice con música

Avisos:

  • Viernes 8 febrero a las 20:00: Cena contra el hambre
  • Domingo 10 febrero: colectas especiales solidarias
  • Sábado 30 y domingo 31 de marzo: convivencia grupos catequesis

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.