Domingo 28 de Octubre 2018: Maestro, que recobre la vista

La curación del ciego Bartimeo que hemos escuchado este domingo en el Evangelio de Marcos 10, 46-52,

Al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar: “Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí”. Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más: “Hijo de David, ten compasión de mí”. Jesús se detuvo y dijo: “Llamadlo”. Llamaron al ciego, diciéndole: “Ánimo, levántate, que te llama”. Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús. Jesús le dijo: “¿Qué quieres que haga por ti?” El ciego le contestó: “Maestro, que pueda ver”. Jesús le dijo: “Anda, tu fe te ha curado”. Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.

nos invita a salir de nuestra ceguera y a pedir la salvación como él. Es el testimonio de un hombre que convierte en discípulo de Jesús.

Dos signos ayudan a entender esta historia de salvación.

Los vendas de los ojos que nos impiden ver a Jesús, a quien no se le ve con los ojos de la cara, sino desde el corazón. Cuántas veces estamos ciegos, y no nos damos cuenta que pasa por nuestra vida, y tenemos que llamarlo desde el corazón, incluso gritarle. Al reconocerlo y escuchar la pregunta “¿Qué quieres que haga por ti?”, podemos pedir poder como los hijos de Zebedeo, o la vista como Bartimeo.

Y el manto que nos impide levantarnos y seguirlo. Bartimeo, al escuchar que Jesús pronunciaba su nombre, soltó su manto y lo siguió. Soltó aquello que lo tenía al borde del camino y lo paralizaba allí. En ese manto, la soberbia, la vergüenza, la pereza, el egoísmo, nuestras preocupaciones… él lo soltó y lo siguió, y se hizo discípulo.

Ojalá Dios encuentre en nosotros la misma fe que el ciego, para que lo reconozcamos y le pidamos desde un corazón sincero, esa Fe que nos pueda curar de nuestras cegueras

Os dejamos con esta canción que representa el espíritu del evangelio de hoy: “envíame” de Ixcis

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.