El matrimonio escuela de Humildad

La Humildad en el matrimonio era el tema del encuentro de matrimonios de este trimestre. Una iniciativa que se lleva haciendo desde Enero del 2015 y que pretende ofrecer un espacio en el que los matrimonios puedan compartir, a la luz de algún testigo y de la oración, aspectos importantes en el desarrollo del matrimonio cristiano.

En esta ocasión era Doly la encargada de introducir el tema y, según nos comentó, le había llamado la atención la temática, ya que en general se suele pasar de “puntillas” por la humildad y, menos frecuente aún, ligarlo al matrimonio.

Empezó con una cita de Santa Teresa: “Vale más un poco de estudio de humildad y un acto de ella, que toda la ciencia del mundo”, lo que pone de manifiesto la importancia de la misma. Y también nos comentó que lo opuesto a la humildad es … la soberbia.

Otros de los puntos que dieron mucha luz fueron los aspectos que nos pueden servir para identificar la falsa humildad, ahí van algunos de ellos:

  • Hacer las cosas porque está bien visto
  • Cuando rechazamos responsabilidades para no vernos comprometidos
  • Negarse a sí mismo (negarse los dones)

A continuación, los aspectos que refuerzan la humildad:

  • Respeto a la Ley de Dios (confianza)
  • Indiferencia (o apertura) ante lo que venga (disponibilidad).

Después de revisar estos aspectos, nos enumeró lo que llamó el “decálogo” del “Matrimonio como escuela de humildad”:

  1. Dos en uno, y por tanto la antítesis de la autosuficiencia
  2. Igualdad en dignidad y un proyecto común
  3. Estar pendiente de lo que el otro necesita, sin sumisión
  4. Viene bien juntarse para decirse lo que podemos mejorar en Dios
  5. Aceptar el consejo del otro
  6. Renunciar a tener la razón
  7. Querer al otro en y con sus limitaciones
  8. Si el otro no me valora, es legítimo hacerme valorar
  9. Reconocer que, en ocasiones, es necesario el apoyo de un externo
  10. Ser en todo, amigos de la cruz

Después del café, tuvimos la oportunidad de disfrutar de un turno de intercambio con Doly sobre lo que nos había llamado la atención o interpelado. Uno de los temas que surgió es que la familia, al incluir a los hijos, son también una gran escuela para la humildad.

Tras comer lo que cada familia habíamos traído para compartir, y en la que se incorporaron los niños que hasta ese momento habían estado con Marta e Irene para que los padres pudiéramos estar centrados en la charla, hubo un tiempo para compartir en pareja lo que nos había aportado la charla de la mañana.

Para cerrar la jornada, una Celebración en la que cada matrimonio puso su petición en mano de Dios en la Oración de los fieles, que reflejaba su reflexión sobre lo vivido y a la luz de un de un pasaje de la Biblia que hacía mención a la humildad.

Para cualquier inquietud sobre los encuentros de matrimonios, la persona de contacto es Felipe panatividad@hotmail.com

1 respuesta a El matrimonio escuela de Humildad

  1. Muy interesante esta publicación además de que me gusta como está hecha. Es verdad que muchas veces en el matrimonio, usamos la técnica del y tú más para no reconocer nuestros errores. Durante la experiencia que nosotros vivimos y que muchos conocéis, habido ocasiones de mostrarse humilde cuando el otro no puede salir y demostrarse también fuerte para empujar. Es verdad que muchas veces, siendo el matrimonio cristiano no habla demasiado de Dios pero yo pienso que hay hay que respetar los espacios de cada uno y hablar de él cuando los dos están de acuerdo. Lo principal, como yo suelo decir cuando voy a las terapias de familia o cuando se lo comento alguien. No es tanto hablar de Dios sino introducirlo con los gestos testimonios y modos de vida aunque para nada está tan mal el hablar de él pues él el es quien nos da todo y así lo creemos los creyentes. De hecho, como en esta etapa que ahora vivimos, hablamos más de Dios por el simple hecho de tener una aplicación que nos ayuda a rezar de otro modo sin por ello en mi caso por ejemplo suprimir la oración personal que es fundamental ya que lo demás son herramientas externas.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.