Enviados a servir con Alegría

Empezamos la tercera semana de Adviento desde la fuerza de sentirnos en manos de Dios tras la Reconciliación y la Alegría y el Envío que celebramos ayer en el Domingo Gaudete, que significa Alegría.

La riqueza de la liturgia de este fin de semana ha iluminado el envío de los agentes de pastoral de nuestra comunidad. Con la tercera vela encendida y el Belén avanzando, las lecturas nos ofrecieron un mensaje de esperanza y alegría centradas en los signos de liberación que ya anuncian el profeta Isaías y de los que Jesús habla a sus discípulos.

Tras escucharlas, los agentes de pastoral de nuestra comunidad fuimos llamados por nuestro nombre para recibir la luz del Cirio pascual. Manifestamos delante de la comunidad el deseo de vivir desde la alegría que nace del encuentro personal con Jesús, de participar de la sanación y liberación de Dios con los hombres y mujeres del mundo, de cuidar de los más frágiles de la tierra y de creer que son el Espíritu y la Palabra los verdaderos motores de nuestra misión y no sólo nuestras fuerzas.  

De los 91 agentes de pastoral, fueron llamados las personas que han recibido el ministerio laical extraordinario de la comunión para renovarlo desde la acogida al misterio de los sacramentos de la Eucaristía y la Reconciliación y la disposición a servir a la comunidad con la distribución de la Comunión en las celebraciones y a los que por enfermedad no pueden acudir para hacerles sentir que son también parte de nuestra Comunidad.

Y así, con la luz de Jesús en nuestras manos, nuestras fortalezas y debilidades, fuimos enviados por la comunidad.

Ante esta gran misión, sólo podemos partir de la alegría de sentirnos llamados a continuar la acción misionera de Jesús, haciendo realidad los mismos signos de los que hablaba a sus discípulos:

-Buscar y trabajar por la justicia

-Alimentar a los hambrientos

-Liberar a los cautivos

-Abrir los ojos a los ciegos

-Enderezar a los que ya se doblan

-Limpiar a los leprosos

-Anunciar a los pobres la Buena Noticia.

Como María, también nosotros nos preguntamos ¿Cómo será posible todo esto, conociendo nuestra pequeñez, fragilidad y pecado? Pero el Señor, antes de enviarnos, nos llama a estar con Él. Y nos dice, como a Juan y Andrés cuando le preguntaron donde vivía:” “Venid y lo veréis”. Y ellos fueron a ver dónde vivía y se quedaron con Él. ¿Y nosotros, escuchamos esa llamada?

Sólo desde Él es posible la misión. Nos invita a acoger su espíritu, a alimentarnos de la Eucaristía y la oración y a encontrarnos con nuestros hermanos más pobres y necesitados, conscientes también de nuestra pobreza y necesidad de amor y su presencia en nuestra vida.

Felipe nos animaba así, tanto a los enviados como a toda la comunidad que también es enviada: ¡Acudamos a Él para que nos pueda hacer pescadores de hombres con la fuerza de su Espíritu! Unos serán pescadores de hombres con su servicio en liturgia, otros desde Cáritas, otros en catequesis, en el coro, en esas tareas pequeñas e invisibles que también evangelizan y tejen la vida de la comunidad, y todos en lo cotidiano y sencillo de nuestras vidas.

Os dejamos con la canción que el coro nos ofreció en la comunión, que sigamos pidiendo durante la semana “Enciéndeme y déjame arder donde haga falta” (de Hakuna Group Music)

Avisos:

  • Mercadillo solidario de Cáritas y Embarrados: domingos 15 y 22 diciembre de 11.00h a 14.00h
  • Festival de villancicos con los grupos de catequesis: 22 de diciembre a las 13.15h en el templo.
  • Preparativos para la comida de Navidad de Sant’Egidio
    • REGALOS NUEVOS (ropa, estuches con colonia…)
    • APERITIVOS (embutidos, congelados)
      • Recogida de lunes 16 a viernes 20:  19,00h a 19,30h y Domingo 22 a las 12,00h
    • TORTILLAS CASERAS:
      • Recogida el martes 24 de 12,00h a 13,30h

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.