Economía

Cada día se nos presenta una posibilidad de poder compartir la vida con otras personas. Podemos conocerlas, dejar que nos conozcan, ayudarlas. Así lo vivimos en la Comunidad. Por la Parroquia van pasando personas que por uno u otro motivo se acercan para pedir un sacramento, para simplemente ser escuchadas, para que un hijo/a, nieto/a se apunten a las catequesis, para pedir alimentos, para que les ayudemos a poder encontrar un sitio donde dormir esa noche y millones de historias más.

Y tal vez pienses, ¿yo que puedo hacer? Además de aportar tus dones o tiempo en la medida de lo posible, desde el Consejo Parroquial de Economía también te invitamos a hacerlo posible apoyando con recursos económicos. Necesitamos templos, salones parroquiales, sacerdotes a los que hay que sostener, incluso tras su jubilación; un seminario, atención religiosa en cárceles, hospitales, Cáritas, etc.

La Iglesia no tiene ninguna asignación en los presupuestos generales del Estado desde el año 2007. Otras confesiones religiosas sí tienen asignación directa por parte del Estado a través de la Fundación Pluralismo y Convivencia. Desde el 2007, en virtud del acuerdo firmado entre el Estado Español y la Santa Sede, la Iglesia recibe solo el 0,7 % de aquellos que voluntariamente marcan la casilla de la Iglesia en su Declaración de la Renta. Es decir, solo SI LA MARCAS, se recibirá ese 0,7%.

Además, en este tiempo de estado de alarma en el que no ha habido celebraciones abiertas a los fieles, las aportaciones que se recogen en las colectas han desaparecido. Parte de esas aportaciones van para sostener nuestra parroquia y parte para Cáritas. Por este motivo, seguimos pidiendo vuestra suscripción a la parroquia y así seguir haciendo posible que nuestra comunidad sea para todos y se sostenga gracias a todos. 

¿CÓMO TE PUEDES SUSCRIBIR A TU PARROQUIA?: Aquí te dejamos el modelo de suscripción que nos puedes hacer llegar enviándolo al mail que indica. 

¿CÓMO PUEDES COLABORAR CON CÁRITAS? A través de ESTE FORMULARIO, puedes o bien entrando en la web de Cáritas: Cáritas Madrid

Estamos viviendo un tiempo en el que la unión, aportación y el cuidado de unos a otros es lo que nos está ayudando a seguir adelante. Desde casa también podemos ocuparnos de los más empobrecidos, los preferidos de Dios, que están sufriendo de una forma más acusada este tiempo difícil que nos toca vivir.

Nuestra parroquia y Cáritas siguen contando con nosotros, con nuestra oración y nuestra aportación. 

Gracias. Por ser familia.

Gracias. Por hacer posible que sigan sucediendo historias de Amor.

Gracias. Por evangelizar hoy en día.

Gracias. Por tu oración.

Gracias. Por tu generosidad y valentía.