FELICITACIÓN NAVIDAD 2020

Encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre… un niño que es la gloria de Dios, un niño que es la paz para los hombres y mujeres del mundo entero, porque Dios nos ama. ¡FELICES FIESTAS!         

Queridos feligreses: Vivimos momentos de incertidumbre y de inseguridad, nuestro entorno se ha vuelto frágil y vulnerable. Pero Dios ha escuchado nuestro lamento y baja a estar con su pueblo de una forma especial en este Adviento Navidad. Él viene para salvarnos de nuestras tristezas y angustias, es PALABRA DE DIOS, mensaje divino hecho “carne humana”, amor misericordioso y humilde. Acógelo con cariño, deja que entre en ti, solo viene para amarte, sé feliz porque te quiere. Empápate de su amor y transmítelo. El consejo Pastoral Parroquial     

Estos días de diciembre son los días más cortos del año. A partir de ahora los días se irán alargando, tendremos sol iluminándonos por más tiempo… Desde siempre, desde mucho antes del cristianismo, estos han sido días de fiesta de encuentro familiar, de buenos deseos. Y los cristianos hacia el año 300, tuvieron el acierto de situar en estos días la celebración del nacimiento de Aquel que es la luz que ilumina todas las oscuridades, la Vida, que reafirma nuestra vida, Jesús, el Hijo de María, el de Dios. Desconocemos el día en que nació Jesús. El 25 de diciembre, por tanto, no es su «cumpleaños». Sino que se le ha ha cogido desde hace siglos para celebrar, con toda su alegría, su venida al mundo. Porque en él, un niño nacido en Belén, hombre como nosotros que ha caminado nuestro mismo camino, vemos presente toda la plenitud de Dios, toda la gracia de Dios, todo el amor de Dios. Y mirándolo a él, siguiéndolo a él, uniéndonos de todo corazón a él, sentimos que nuestra vida se llena de fortaleza, de generosidad, de paz, de esperanza, de apertura a los demás. Se llena de la vida misma de Dios      

Bendición de la mesa
Dios, Padre nuestro,
Que nos has llenado de luz
Con el nacimiento de tu Hijo hecho hombre.
Bendice esta mesa y bendícenos también a nosotros,
Ya que hoy nos concedes la alegría
De reunirnos en familia.
Haz, Padre, que sepamos compartir y extender
Aquel mismo espíritu que tu Hijo nos enseñó:
El espíritu de fraternidad, de solidaridad, de paz.
Te lo pedimos por medio del mismo Jesús,
Hijo tuyo y hermano nuestro
Que ahora vive y reina contigo por los siglos de los siglos. Amén.        

Así celebramos este año la llegada del hijo de Dios

25 de diciembre. Navidad. Este es el día principal de las fiestas. En Belén, en la sencillez de un establo contemplamos a Jesús, al Hijo de Dios hecho hombre. Están a su lado con todo el amor María y José. Y unos pastores se sienten llamados a reconocer en aquel niño, pobre como ellos, toda la gloria de Dios.

27 de diciembre. Domingo de la Sagrada Familia. El domingo después de Navidad, cada año somos invitados a acercarnos a la familia en la que creció Jesús. Y a rezar por nuestras familias.

1 de enero. Santa María Madre de Dios. Justo una semana después de Navidad, fijamos nuestros ojos en María, la madre de Jesús. Ella nos da a su hijo. Y hoy, en este comienzo de año, ella será una buena compañía.

3 de enero. Segundo domingo después de Navidad. Hoy no celebramos ninguna fiesta en especial. Hoy es un día para detenernos, para vivir en el corazón el misterio de la presencia de Dios entre nosotros

6 de enero. Epifanía del Señor. Es la segunda gran fiesta del tiempo de Navidad. Los Magos de Oriente, aquellos extraños personajes venidos de tierras lejanas, representan a toda la humanidad a todos los pueblos del mundo. Porque la luz de Jesucristo es para todos, sin ninguna exclusión.

10 de enero. Bautismo del Señor. Hoy finalizamos el tiempo de Navidad. Allá en el Jordán, Jordán, Dios manifiesta que Jesús, ya hombre adulto, es su hijo, su Enviado. Y Jesús comienza su misión 

                                                                 

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.