HACIA LA TIERRA PROMETIDA CON MOISÉS. DÍA 2, DIOS NOS CAPACITA Y NOS REGALA “UN AARON”

Moratalaz 11/07/2020

Segundo día de campamento. Nos hemos reencontrado a las 9.00h después de cenar y dormir en nuestras casas. ¡Es bonita también esta experiencia de venir cada mañana!

El día ha comenzado con el Buenos días. Hemos vuelto a ver a Moisés poniendo excusas a Dios para no responder a su llamada, diciendo que él apenas sabe hablar y que nadie lo escuchará. Dios, haciéndose cargo de sus excusas y pretextos, le “regala” a Aaron, su hermano: él lo acompañará para cumplir la misión de liberar al pueblo de Egipto.

La mañana ha continuado con un baño en la piscina de Moratalaz que nos ha venido muy bien con esta calor madrileño. Y al llegar… ¡un gran regalo! Una riquísima paella, estaba buenísima. 

Por la tarde, hemos ido viviendo algo muy parecido a Moisés. Nos hemos sentido incapaces de hacer una tarea, en el taller en que nos pedían construir un tipi con plastilina. Era imposible al principio hasta que hemos ido recibiendo algunas ayudas: una imagen en la que fijarnos, las indicaciones de algún catequista, la ayuda del compañero… Como Moisés, ¡no podemos tantas cosas en nuestra vida! Y como a él, Dios nos ha regalado la presencia de personas que hacen que lo que parece imposible al principio, vaya siendo posible porque alguien hace el camino con nosotros haciéndonos sentir que Dios nos capacita para cumplir nuestra misión. Así, hemos transformado un NO PUEDO en un PUEDO, al ir tapando ese “no” con unos post-its en los que hemos ido escribiendo quienes son “los Aarones” que tenemos en nuestra vida.  Nosotros también estamos llamados a ser “Aarones” para muchas personas y acompañar para que puedan cumplir su misión en el mundo. 

Encuentro “Aarones a porrones” ha dicho una catequista al finalizar el día y resume muy bien la experiencia de este segundo día.. Dios nos capacita con cada uno de ellos.

Vemos  a los niños disfrutar con estos espacios habituales que se están convirtiendo en nuevos, aprendiendo a relacionarnos y querernos con las nuevas medidas y están siendo un gran regalo para los catequistas. También son “Aarones” para nosotros que nos llevan a entregar lo que hemos recibido gratis de Dios. 

Cuando nos despedimos y decimos “hasta mañana”, nos da una sensación nueva de seguir de campamento aunque nos separemos unas horas. 

Queridas familias y comunidad: seguid rezando por nosotros. Mañana continuamos nuestro viaje a la Tierra prometida. 

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.