SANTÍSIMA TRINIDAD: PUENTES DE AMOR

 PROPUESTA CATEQUESIS EN FAMILIA – 7 DE JUNIO 2020, 1er domingo del TO ciclo A

  1. Hoy celebramos la Santísima Trinidad. Una forma de acercarnos a este misterio es con una imagen como ésta que usamos en algunas catequesis de Godly Play. Son tres círculos que se unen.

Necesitamos los siguientes elementos: 

  • recortamos  tres círculos blancos
  • buscamos una una imagen que represente al Padre (manos, agua por la Creación…), al Hijo (cruz, vela…) y Espíritu (paloma, aceite…).

Empezamos en el nombre del Padre bueno y creador (colocaremos el primer círculo y el signo del Padre) , el Hijo amigo cercano (segundo círculo y el signo del Hijo) y el Espíritu que me acompaña e impulsa (tercer círculo con el signo del Espíritu)

  1. Dios Trinidad significa que el Padre, Hijo y Espíritu te dicen: Te quiero siempre. Igual que ellos están en relación y amando, te dicen: vive, como nosotros,  en relación con otros. Es la clave para ser feliz (o salvado, como van a decir en la lectura).  A lo mejor, se entiende mejor con esta canción:   Athenas – Siempre te amaré 
  2. Escuchamos el Evangelio de Juan 13, 16-18 (adaptación de Rezando voy infantil). Dios ama muchísimo el mundo que creó. Tanto, que cuando la gente se estaba olvidando de Dios, y estaba actuando mal y haciéndose daño unos a otros, en lugar de enfadarse o alejarse, Dios envió a su Hijo único, Jesús, para devolvernos a todos una vida plena y eterna. Dios no quería castigar al mundo, sino ayudarnos. Lo que tenemos que hacer para recibir esa ayuda es creer en Jesús, porque esa es la manera de recibir el abrazo de Dios.
    • ¡A jugar!: Kahoot Trinidad
    • Volvemos a escuchar el Evangelio, seguro que nos dice algo nuevo después de haber entendido mejor el texto.
  3. Con estos tres círculos, vamos a ver qué significa amar y vivir en relación con otros, o lo que es lo mismo, ser puentes.
    • Apartamos los signos que representan al Padre, al Hijo y al Espíritu centro, porque ahora los círculos van a tener otro significado
    • Ahora un círculo representa a la familia, otro a la comunidad y otro al barrio. Le ponemos el nombre a cada círculo y los colocamos separados
    • ¡Estarían mejor unidos! Vamos a construir unos puentes que los unan (con piezas de construcción, papel, objetos de casa… con imaginación)
    • Los puentes han unido los círculos, pero siguen separados. ¿Y si hacemos “puentes de Amor” que acerquen los círculos? ¿Qué acciones podrían unir nuestra familia, la parroquia y nuestro barrio entre ellos?
      • las escribimos en una tira que papel 
      • esas propuestas encima de los puentes los convierten en PUENTES DE AMOR
      • al ponerlas, los círculos se van uniendo (para que quede similar a la primera imagen que hemos puesto de los círculos)

Podéis compartir la foto de vuestros “puentes de amor”.

  1. Terminamos rezando juntos al Dios Padre, Hijo y Espíritu, que nos impulsan a vivir AMANDO Y SIENDO PUENTES. Antes, ponemos los signos que los representan de nuevo en los círculos. Y rezamos con los signos de Dios y los puentes en nuestro mundo.

Oración final. Dios, Jesús, Espíritu

Dios, Padre bueno, 

te doy gracias porque me quieres sin más, porque sí.

Te alegras cuando estoy alegre, y te entristeces si en algo me equivoco.

Pero me quieres igual.

Jesús, amigo cercano, 

te doy gracias porque con tu vida puedo aprender

cómo este mundo puede ser un mejor lugar.

Eres la mejor imagen de Dios.

Espíritu, que eres santo,

te doy gracias porque, aunque no puedo verte,

a veces siento algo que me impulsa a hacerlo mejor.

Me das ánimos, me acompañas siempre.

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.