SEGUNDA EXPERIENCIA DE CONFIRMACIÓN VERANO 2019

Como segunda experiencia del verano el grupo de confirmación fuimos al Monasterio de la Conversión de las hermanas agustinas en Sotillo de la Adrada, en el que ya habíamos estado meses antes. Esta vez la invitación era a participar en un campo de trabajo donde preparamos el terreno para la inauguración de la iglesia. Cada día participábamos en la oración de los laudes y la eucaristía con las hermanas, y después de un buen desayuno nos poníamos manos a la obra.

Por las tardes, recibíamos una formación siguiendo el lema “canta y camina” en las que se nos comparaba el Camino de Santiago con el propio camino de nuestra vida. Con ellas aprendimos que la vida es una peregrinación cuya meta es el cielo. Y para terminar cada día teníamos una velada diferente: concierto, película, adoración…

Para nosotros esta experiencia ha supuesto un paso más en nuestro proceso de confirmación además de una oportunidad para construir iglesia conociendo a más jóvenes y participando de la liturgia de las horas. A través de las hermanas hemos tenido momentos de oración y encuentro. Además, nos traemos muchos de sus mensajes como la importancia de vivir en el asombro e identificar las distintas compañías del camino. Pero nos quedamos con que todo camino tiene una meta y que esta es otra etapa más del mismo.

Por todo esto ofrecemos: unos guantes, como signo del trabajo y esfuerzo; una postal en la que pone “el camino es la vida”, que recoge el significado de nuestras catequesis; y la cruz de las hermanas como agradecimiento por su acogida.

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.