SEGUNDA EXPERIENCIA VERANO:SAN PEDRO DE CARDEÑA 2021

Esta semana hemos viajado al monasterio de San Pedro de Cardeña (Burgos) un grupo de la parroquia para vivir el “Escándalo de la ternura de Dios” junto con esta comunidad de monjes.

Hemos podido sentir que la oración es indispensable en nuestro día a día y que la liturgia de las horas nos ayuda a situarnos ante Dios en disposición sencilla, gracias a los salmos cantados por los monjes.

Nuestra llegada estuvo llena de alegría por reencontrarnos con esta comunidad cisterciense que no dejan de sorprendernos por su acogida.

1-llegada.jpg

El hermano Guillermo, el hospedero, ha estado en todo momento pendiente de si necesitábamos algo y no de cualquier forma, sino siempre con una sonrisa, palabras cariñosas y mucho humor para que no faltara la alegría. También le agradecemos enormemente al hermano Jose Luis que siempre nos cuida y sus regalos especiales para que podamos compartir un ratito de recreo por las noches. Gracias  a toda esta comunidad por su acogida, cuidado de los espacios y porque sabemos que no deja de orar por todos nosotros.

Hemos intentado acompañar a los monjes en las liturgia de las horas, especialmente en Laudes (7,30h), Vísperas (19h) y Completas (21,15h) que se celebran en la iglesia. Allí nos sentimos como en casa, permanece abierta las 24h para poder acceder desde la hospedería y la acogida de la virgen, que preside el ábside, emociona siempre al entrar.

También nos abren las puertas de su capilla de clausura si algún huésped quiere asistir a las horas menores.

Durante el día, hemos tratado también de seguir el proceso de Jonás que se ha vivió en el campamento, de modo que teníamos una reunión de grupo por la mañana y otra por la tarde.

Además, este año hemos podido reunirnos fuera del monasterio, respirando la paz de la naturaleza que le rodea.

reunión fuera.JPG

Allí, es muy fácil sentir que puedes hablar con Dios desde el silencio en espacios como la capilla o el oratorio, cuya imagen te acoge con ese corazón ardiente y esos brazos abiertos que representan el abrazo de Dios.

Tuvimos la suerte de coincidir con un grupo de cuatro matrimonios que venían de la parroquia de Guadalupe de Madrid y nos ofrecieron hacer una oración juntos con cantos de Taize. La oración en la capilla para cerrar el día estuvo llena de paz, comunión y entrega a la llamada de Dios a cada uno.

Estamos muy agradecidos porque fue un regalo enorme, tanto la oración como  el encuentro con este grupo, que se acercó a nosotros y nos acogió.

Los temas que hemos estado compartiendo van desde la llamada, nuestros miedos, noes y tormentas; hasta lo importante que es la oración para sostenernos a lo largo de toda la vida, tanto en momentos difíciles, como en momentos de agradecimiento. Hemos hablado sobre nuestra misión en cada tiempo y situación, la misericordia de Dios y todas las oportunidades que pone a nuestra disposición.

Poder compartir con todas las personas que hemos ido, en un ambiente de familia y mucho cariño, es un regalo inmenso del Señor que no nos deja indiferentes. Nos ha ayudado a sentirnos más unidos en la oración con toda la Iglesia y en especial con nuestra Comunidad, y a infundirnos la fuerza del espíritu para que tengamos ánimo y valentía para cuidar y orar por todas las personas  que Dios pone a nuestro alrededor.

Ahora que volvemos a Madrid, a nuestras casas, vemos claro que todos podemos ser profetas, porque Dios nos envía a ser testigos de su amor al servicio de nuestros hermanos, cada uno con sus capacidades y dones, allá donde tengamos que estar.

Os dejamos la oración con la que hemos cerrado esta preciosa experiencia:

Ama. Ser feliz se reduce a esto
Ama sin miedo a pasarte
Ama hasta sentir que te duele
Ama aunque todo te invite a no hacerlo
Ama cada día , como si nunca más lo fueras hacer
Ama y se tan feliz que, sin decirlo se te note
Ama aunque no te amen
Ama a quien nadie ama y todos odian
Ama en cualquier idioma, a todo hermano
Ama más a quienes menos aman
Ama hasta que sonría tu corazón
Ama aunque pienses que no avanzas
El buen Dios es capaz de sacar todo de nada
Ama hasta que digan que estas loco
Ama el lunes negro, el martes trece, el miércoles de ceniza , el jueves cualquiera
El viernes amargo y el sábado santo,
Porque sólo así amarás también el domingo
de resurrección. Ama porque todo lo podrás perder
Pero nadie podrá jamás impedirte que ames
Ama y cuando ya no puedas más
Cuando incluso tu corazón sangre de dolor
Por el hermano , no lo dudes ¡sigue amando!
Ama a quien nadie tiene y nadie va a darle nada
Ama en la certeza de que alguno ya te ha amado
Y te ama como jamás comprenderás:
Hasta el exceso.

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.