VENCER LAS TENTACIONES CON JESÚS

Hoy comenzamos una nueva Cuaresma, después de celebrar el miércoles de ceniza donde se nos recordaba nuestra humanidad y pequeñez. Seguro que esta semana hemos tenido momentos de reir y momentos de tristeza, de compartir y de soledad, y en cada uno de ellos Dios nos asegura que estamos acompañados, solo hay que descubrirlo en cada momento y en cada persona. Esta cuaresma Dios nos da esa oportunidad: descubrirlo a través de su Hijo Jesús en un recorrido lleno de dificultades y también de amor y pequeños pasos que nos ayudan a llegar a la Resurrección.

Por eso, hemos empezado la celebración con un cartel en blanco, sin nada, para empezar a caminar y a conocer lo que Jesús nos quiere decir esta Cuaresma.

Después, hemos añadido una letra, la letra “J” de Jesús y la palabra hombre, que nos recuerda que Él también fue hombre como nosotros y que vivió su humanidad para dejarnos ejemplo, compañía y esperanza para vencer las tentaciones.

Jesús también tuvo que descubrir su camino y se encontró con situaciones que le alejaban del Padre. Pero su decisión fue firme, ser fiel a la Palabra de su Padre, ser servidor, ser alimento y pan; ese es el camino que Él nos ofrece.

Las mismas tentaciones que venció Jesús, son las que tenemos hoy: el hambre que es la posibilidad de triunfar a costa de cualquiera y sobre todas las cosas, la sed de poder y dominación, y negar a Dios para confiar solo en nosotros mismos sin contar con Él. Esas tentaciones le acompañaron toda su vida, incluso en la cruz. Cada uno conocemos las nuestras. Mirando a Jesús sabemos que tenerlas forma parte de nuestra vida y que estamos llamados, no a vencerlas por nuestras propias fuerzas, sino desde la confianza en la ayuda de Jesús, porque nadie que crea en Él quedará defraudado. 

En las peticiones hemos pedido a Dios por todas nuestras tentaciones, tristezas y dificultades y porque sepamos compartir nuestros bienes con los que más lo necesitan. Por eso, os damos también las gracias por la colecta de las celebraciones del Miércoles de Ceniza en las que se han recogido 728€  que ya se han enviado a la Mesa por la Hospitalidad, que acogen y ayudan a personas desplazadas de sus países que llegan a nuestra ciudad. El Papa Francisco nos ha invitado especialmente a compartir nuestro bienes durante la Cuaresma con los que más lo necesitan.

En esta Cuaresma tendremos dos signos en todas las Celebraciones que nos ayudarán a profundizar en el mensaje de este tiempo. Vamos a ayunar de darnos la paz, un modo de echar de menos y valorar este intercambio de deseos y hacer el momento más oracional mirando todos hacia el altar, donde se ha producido la consagración.
Y el otro es orar el Padre Nuestro con las manos abiertas y desnudas, ofreciendo nuestra humanidad y sencillez al Padre. Compartir, ayunar y orar…prácticas cuaresmales para hacer este camino de conversión.

Antes de recibir a Jesucristo en la Comunión se nos ha hecho también una petición especial: comulgar recibiendo la Forma en las manos abiertas en vez de en la boca. Aunque la Iglesia mantiene ambas formas, recibir a Jesús en las manos con respeto, supone también recibirlo en nuestra sencillez y humanidad, ofreciéndonos con la misma devoción y responde a la invitación de Jesús de “tomad y comed”.  Es también una forma más higiénica para evitar el contacto de la boca con las manos del ministro, ayudando así a cuidar la salud de todos. 

Hoy se nos invita a vivir la semana sintiendo que Dios nos acompaña hasta en las tentaciones, que seguro tendremos. Podremos vencerlas con su ayuda y con su amor, y así se irá transformando nuestro corazón y nos llevará a compartir nuestros bienes, darnos más a los demás y sentir que su amor nos da fuerza para seguir adelante. 

Que la canción “Sé fiel” de Brotes de Olivo que hemos cantado en la comunión, nos pueda ayudar a vivir esta invitación durante la semana.

Avisos:

  • Via Crucis: todos los viernes de Cuaresma a las 19.00h
  • Convivencia de catequesis: 21 y 22 de marzo

Todavía sin comentarios.

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.