Viaje a Burundi – Semana Santa 2011

DIARIO DE EXPEDICIÓN

Día 28: Ya de vuelta en Buyumbura

composición gráfica, destaca el mapa de África

Ya estamos de vuelta en Buyumbura, hemos recorrido medio país, y aunque no es muy grande, por el estado de las carreteras -si se les puede llamar así- ha sido como estar en un rally.

En la casa de las Hermanas de la Caridad de Teresa de Calcuta

ANDANYO TE WE, tengo sed.

Esta frase es la que ha marcado el día de hoy. Como muchos sabréis, es la frase que está al lado del Cristo que preside todas las capillas de las Hermanas de la Caridad de Teresa de Calcuta; las hemos visitado esta mañana a primera hora (la casa que tienen en el centro de la ciudad, el otro día era la casa de acogida de niños que está en el extrarradio).

En esta casa también tienen niños, pero sobre todo, adultos, enfermos de sida, tuberculosis, malaria, epilepsia… los pobres que nadie quiere.

Ha sido realmente duro, por un momento nos hemos quedado bloqueados, pero una de las hermanas nos ha sacado de shock con su sonrisa y su acogida, nos ha enseñado toda la casa, presentándonos a todos los enfermos por su nombre y contándonos su situación. Aunque en un principio nos dijo que no les tocáramos, era imposible no estrecharles las manos cuando ellos te las tendían; a pesar del dolor que se percibía, también había Alegría y Esperanza en muchos de los enfermos y también en el resto de las hermanas que nos han saludado y con las que hemos podido compartir.

Realmente no hay palabras para expresar lo que estas Hermanas hacen, ni por todo el dinero del mundo se pude hacer algo así, sólo por la fe, desde la fe en un Cristo crucificado en los hermanos más pobres y enfermos.

Aunque conocemos otras comunidades de las hermanas de la caridad, esta es realmente impactante.

En la casa de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl

Por la tarde noche, hemos cenado con otras monjas, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, vecinas de Germán y donde celebramos a diario la Eucaristía, son encantadoras y hemos pasado un rato muy bueno con ellas.

Niño pigmeo de grandes ojos mira a la cámara mientras se chupa el dedo índice. Su madre lo lleva a sus espaldas.

Niño pigmeo.

Cerrando el día…

El resto del día ha sido más relajado y hemos podido dedicar algo de tiempo a visitar la librería de San Pablo y comprar algunas cosillas; también se ha podido arreglar la rueda que pinchamos a la vuelta de Gitega.

Un fuerte abrazo para todos desde Burundi.

Felipe.

6 Respuestas a Viaje a Burundi – Semana Santa 2011

Puedes escribir un comentario

NOTA: Los campos marcados con (*) son necesarios para poder escribir un comentario. Por favor, escribe datos reales, para que podamos ponernos en contacto contigo si fuera preciso. Gracias.